Vivir más tranquilos: la apuesta de repoblar pequeñas localidades

La pandemia evidenció que hay actividades económicas que pueden hacerse desde la comodidad del hogar y que las familias valoran más contar con espacios verdes y seguridad. Volver a vivir en ciudades pequeñas resulta una alternativa cada vez más elegida.

En las grandes ciudades se puede disponer de los beneficios de una buena conexión a internet, servicios de salud y educación de nivel superior así como más opciones de entretenimiento y compras, pero no necesariamente se cuenta con espacios verdes de calidad próximos al hogar o con viviendas con espaciosos jardines para disfrutar del aire libre. La pandemia puso en evidencia, luego de largos meses de cuarentena o restricciones, la importancia de contar con un hábitat más amigable y vínculos sociales más cercanos, más aún cuando muchas actividades económicas pueden realizarse de manera remota.

Esto ha llevado a muchas familias a pensar la posibilidad de radicarse en localidades en las que el acceso a la vivienda sea más asequible y que cuenten con estos elementos que la pandemia puso en valor, sopesando la cercanía a los grandes centros urbanos y la disponibilidad de servicios básicos.

Los pueblos de menos de cinco mil habitantes tienen la ventaja de contar con comunidades en las que se destaca la cercanía entre sus miembros, el acceso a espacios verdes de calidad, la posibilidad de circular en bicicleta evitando los problemas de tránsito e incluso de tener la propia huerta; y sobre todo un forma de vida donde prevalece la seguridad: ese bien intangible tan deseado por los habitantes de los grandes centros urbanos. En contra suelen tener problemas por la falta de servicios como el gas natural o incluso las cloacas y deficiencia en los servicios de telefonía e internet.

En la provincia de Santa Fe se lleva a adelante el programa Bienvenidos a mi Pueblo, una asociación público – privada que busca repoblar cinco localidades rurales del sur provincial. El plan impulsado por la Fundación suiza ES VICIS en alianza con el Centro Regional para el Desarrollo del Sur de Santa Fe, propone el arraigo, la repoblación planificada y sostenible, la generación de empleo, el fortalecimiento de las cadenas de valor regionales, el autoabastecimiento local de alimentos y el equilibrio territorial.

Si proyectos como el mencionado se combinan con estrategias de los gobiernos locales que busquen el mejoramiento de los servicios de infraestructura, se estarían generando alternativas atractivas para aquellos habitantes de las urbes que luego de esta pandemia buscarán mejorar sus condiciones de vida en relación a su hábitat.

El avance que pueda ir realizando el Estado de manera coordinada en sus distintos niveles, en materia de conectividad tanto digital como de infraestructura de caminos y acceso a servicios básicos, permitiría a los pueblos de menos de cinco mil habitantes revertir, por un lado, los procesos de emigración de su población más joven que busca una salida laboral en los grandes centros urbanos y, por otro, atraer a habitantes de grandes ciudades con perfiles profesionales y vocaciones emprendedoras que pueden enriquecer las economías locales.

Más sobre el tema

https://esvicis.org/

https://www.lacapital.com.ar/la-region/buscan-familias-jovenes-que-se-radiquen-cinco-localidades-santa-fe-n2664170.html

https://www.lacapital.com.ar/la-region/bienvenidos-mi-pueblo-avanza-14-proyectos-agroindustriales-n2690595.html

 

Créditos foto: Comuna de Progreso – Las Colonias – Santa Fe (extraído de su perfil en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *