La forma inteligente de prestar los servicios

La prestación de servicios de forma inteligente en las ciudades es el corazón de una ciudad sostenible.

Sean grandes o pequeñas cada ciudad tiene sus propias prioridades con el fin de mejorar la calidad de vida de sus vecinos. No obstante, existen tres puntos que son comunes a todas ellas.

El primero es la sostenibilidad económica. Necesitan dotar a sus habitantes de la capacidad para desarrollar su potencial económico, atrayendo negocio e inversión.

La sostenibilidad social, por otro lado, refiere a la importancia de orientar todos los servicios a mejorar la vida cotidiana, siendo plenamente inclusivos y llegando a todos los habitantes.

Y en tercer lugar, la sostenibilidad medioambiental: las soluciones en cuanto a gestión integral de servicios deben considerar la variable ecológica como un eje fundamental, reduciendo el impacto en el medio ambiente.

En todos los puntos señalados la necesidad de la eficiencia es evidente; ello demanda planificación, revisión permanente de la evolución de las políticas y la incorporación de procesos y herramientas innovadoras que permitan crear valor en las ciudades.

Asimismo, gran parte del éxito de una gestión municipal inteligente se desprende de una participación activa de los actores locales en el desarrollo y ejecución del programa de gobierno.

Por ello resulta fundamental involucrar al sector privado en la prestación de los servicios municipales y en las inversiones de desarrollo urbano, que pueda contribuir a la eficiencia de los productos locales facilitando su acceso a nuevas tecnologías y mercados, fortaleciendo al mismo tiempo los liderazgos locales que tienen una visión de mediano y largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *