Diez buenos motivos para radicarse en un parque industrial

El número de parques industriales en el país viene creciendo considerablemente en los últimos años, y según los expertos, va a seguir haciéndolo. Hoy existen más de 400, y cerca del 60% se ubica en los primeros cordones del conurbano, en el área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires.

Esa expansión nació impulsada por dos drivers fundamentales: la necesidad de ordenar a las ciudades modernas -territorialmente, en los servicios, circulación, impacto ambiental, etc., separando a las industrias de la trama urbana y nucleándolas en zonas especiales, cercanas, pero fuera del tejido urbano, y los importantes beneficios impositivos que empezaron a ofrecer los municipios bonaerenses para atraer la radicación de las industrias. Pero, además, existen ventajas intrínsecas al formato de parque industrial que tienen que ver con una visión mucho más moderna y de servicio, y con conceptos como economía colaborativa y calidad de vida de los empleados. Estas son las 10 principales razones por las cuales hoy es un buen momento para instalarse en ellos.

 

1. Exenciones impositivas y de servicios

Detrás de todo parque inscripto hay una ley de beneficios relacionados con el pago de impuestos, patentes y servicios.

2. Seguridad jurídica y capitalización de la inversión

Un sector industrial con normativa propia garantiza la continuidad en el tiempo de la zonificación industrial obtenida.

3. Financiamiento bancario a tasas preferenciales

Además, los terrenos escriturados dentro de un parque sirven como garantía, y también existen programas de financiamiento para capacitación, tecnología y medidas relativas al cuidado del medioambiente.

4. Infraestructura y seguridad adecuadas a la industria

El diseño y la construcción según normativas dan respuesta a los requerimientos de las industrias para las cuales los parques fueron habilitados, como disposición de desechos, y medidas de seguridad específicas, además de cercos perimetrales, barreras o garitas de control en los accesos.

5. Inversión eficiente en servicios industriales

Los desarrollistas negocian para todo el parque, lo cual genera un importante ahorro en la inversión de la infraestructura base, energía, gas, cloacas, fibra óptica. Cualquier valor agregado respecto de plantas de tratamiento, fletes, remises, etc., es negociado como un servicio central.

6. Economía en red

El conjunto de empresas vecinas genera sinergia y menores costos operativos en servicios de uso común como transporte del personal, correo, sucursales bancarias o comedores.

7. Impulso del desarrollo sustentable + calidad de vida del personal

El cumplimiento de normas de impacto ambiental se hace posible con menores costos. Determinadas normas son obligatorias en la legislación de parques industriales, como la cantidad de árboles plantados y espacios verdes. «Ahora empezaron a aparecer algunos parques ecosustentables, más enfocados en cuestiones de protección ambiental como la recolección de agua de lluvia para regado o pantallas verdes para mitigar el ruido», dice Alejandro Winokur, socio y presidente de Newmark Knight Frank. «Algunos desarrollistas comienzan a pensar en diseños con más sentido, más atractivos, más modernos, con valor agregado para las industrias, que pueden ir desde salas de reunión para los usuarios del parque o vestuarios para los choferes de camiones hasta lagunas centrales con palmeras, a modo de barrio cerrado».

8. Acceso a capacitación articulada

Convenios con universidades, escuelas técnicas y otras entidades locales para formación del personal.

9. Comunidad industrial organizada

El administrador del parque funciona como una entidad intermedia de colaboración para resolver necesidades vinculadas a la gestión de la operación de las empresas ante gremios, municipios, etc.

10. Escenario económico actual

«Si disponés de capital, éste es el momento de salir a hacerlo valer en un contexto donde hay muy pocas transacciones», dice Winokur. «Los parques industriales son negocios muy a largo plazo para los desarrollistas, y si no venden no pueden apalancarse en las operaciones y tienen que aportar toda la inversión para avanzar en las etapas proyectadas de infraestructura, cañería, calles de hormigón, todas cosas que no se ven y que cuestan mucho. Hoy existen buenos negocios para hacer en ese sentido, porque lo único que hay en el escenario actual son oportunidades».

Cifras clave

De los parques industriales de la provincia de Buenos Aires

  • 2.459 empresas instaladas
  • 111.516 empleos estimados
  • 1.381 hectáreas disponibles a la venta (77% de ocupación)
  • 2.559 empresas que podrían instalarse
  • USD 65 a 150 el m2: el precio de venta de terrenos
  • USD 5 a 9 /m2/ mes: el precio de alquiler de propiedades industriales
  • 40% por debajo del valor del mercado real: el estimado del valor actual en libros

Fuente: La Nacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *